DIY

DIY: córtate el pelo

  • 13:36
  • By Elvira -Imelda y sus zapatos-
  • 0 Comments

El DIY que os propongo hoy es un pelín arriesgado...

se trata de un autocorte de pelo... Eso sí, un corte sencillito, estilo bob o media melena sin desfilados ni muchas filigranas, sólo con un ligero flequillo ladeado. 

 Y, por supuesto, la técnica está sacada de mi fuente de sabiduría favorita: YOUTUBE

Esta técnica no puede ser más sencilla:

1.- Humedecemos el pelo (no mojarlo completamente)
2.- Hacemos una coleta baja perfecta con raya al medio lo más perfecta posible; porque es la única forma de conseguir que el corte tenga el mismo largo.  Ojo, tenemos que peinarnos muy bien y asegurarnos que todo el pelo está bien estirado, que no hay nudos, ni algún mechon escondido que esté enroscado.
3.- Una vez hecha la coleta, vamos bajando la goma con cuidado hasta llegar al largo que nos gustaría tener (recordad que el pelo está húmedo, así que vale más pasarse de largo que quedarse cortas y tener que salir pitando a una peluquería a que nos arreglen el desastre).
4.- Una vez que llegamos al largo que nos gusta, llega el momento crítico de sacar las tijeras (grandecitas y lo más afiladas que se pueda) para dar el corte; por debajo de la goma, claro.
5.- El resultado es un corte recto con un largo ligeramente superior en la parte del rostro (estilo Victoria Beckham, pero sin ser tan exagerado).

A pesar de lo que veis en la imagen (vía Google) el corte ha de hacerse POR DEBAJO de la goma.

Después yo me pasé las planchas para alisar bien el pelo y ver si me había quedado algún mechón rebelde e  igualar mejor el corte.

Os dejo el link de uno de los vídeos de youtube que estuve viendo: 

www.youtube.com/watch?v=vbIOirjE2NM

En el caso del flequillo ladeado, también vía YOUTUBE, encontré otro tutorial donde explicaban de forma muy sencilla cómo conseguirlo.

La idea es separar el mechón que quieres convertir en flequillo, y  bien estirado (preferiblemente con el pelo húmedo) peinarlo hacia el lado contrario al que va a ir el flequillo. 
Una vez determinado el largo que queremos darle, hacer un corte recto y dejarlo volver a su sitio.
El resultado, un flequillo ladeado sencillín y muy fácil de arreglar cuando vaya perdiendo la forma al crecer el pelo. 

Como veis, los pasos son súper sencillos, no lleva más de 5 minutos hacerlo todo y el resultado es estupendo. 

Yo me corté el pelo el lunes y estoy encantada.

La foto no es de las mejores, pero para hacerse una idea...

Por supuesto, como os dije en el post de las mechas californianas, no estoy aconsejando que se deje de ir a la peluquería (ni mucho menos) sólo quiero compartir trucos y experiencias que a mí me han resultado bien. Después, cada cual tiene que elegir lo que más le convenga.

Además, esta técnica sólo vale para un corte sencillo o para mantener a raya la salud de las puntas. Si queremos algo más complicado, tipo capas, desfilados, etc., lo suyo es acudir a l@s profesionales.

Un besazo

You Might Also Like

0 comentarios

Todo lo que digas me interesa, deja un comentario!!