Another B&W outfit

Es increíble como nuestra forma de vestir puede ir cambiando, pasando por fases... yo que antes era doña vestidos, ahora me paso la vida de pantalones!!

Es cierto que en estos últimos tiempos, existen factores que prácticamente me obligan al cambio: el principal, como no podía ser otro, es el dichoso tiempo; porque no acaba de hacer tan bueno como para ir con vestidos sin medias y yo me niego rotundamente a poner medias en junio o julio. Además, hace unos meses que voy a trabajar en autobús, lo que implica madrugar más, esperar en la parada un tiempo... en resumen, pasar frío. Antes era mucho más sencillo: de casa al coche, viaje en coche con calefacción, calentita y llegada al parking del trabajo sin casi pisar la calle. 
Y eso permite muuuchas licencias a la hora de vestirse...

El caso es que, instalada en la comodidad de los pantalones, voy tratando de adaptar esos outfits a mi estilo; sin embargo, he de reconocer que me veo mucho más favorecida con vestidos y no veo la hora de que el tiempo, por fin, mejore para poder volver a ellos.

En cuanto al outfit que os muestro en este post, fue el que elegí para salir a cenar el viernes pasado a un restaurante al aire libre... imposible no abrigarse.





Cazadora piel: Zara
Blusa: Blanco
Pantalones: H&M
Zapatos: Bimba y Lola
Bolso: Hazel
Gafas de sol: Mango

Y vosotr@s, ¿habéis cambiado vuestra forma de vestir? ¿voluntariamente o por necesidad? ¿con qué prenda os sentís más cómod@s?

Un besazo

You Might Also Like

11 comentarios

  1. jajajaja...madre yo contigo creo que tengo una vida paralela....yo estoy igual, me pase el año pasado con vestidos, y este de pantalones!!!! serán épocas o que cansamos de todo!! jejeje!!! Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que tú tb, eh? ;) A mí este año no me apetecía nada de nada poner vestidos para ir a trabajar, la verdad. En cambio, ahora sí que me apetecen los vestidinos... Deja ver por lo que nos da en otoño... a las dos :)
      Un besazo guapa!!!

      Eliminar
    2. JAJAJAJA....cierto!!! ver veremos!!!

      Eliminar
  2. Sí que he cambiado la forma de vestir, unas cuantas veces.

    En mi primera juventud fui mucho de tacones, los adoraba y adoro, pero al empezar a trabajar como maestra los fui relegando al vestuario "fin de semana" y cada vez los uso menos,

    Además, mientras estudiaba las oposiciones emgordé muchos kilos e, inconscientemente, fui adaptando mi estilo a prendas más sueltas, con las que me veía más favorecida.

    Desde enero hasta ahora estoy quitándome de encima tooooodos esos kilos (van a ser dos tallas en total lo que baje, o tres) y estoy volviendo a cambiar, porque ahora no me veo favorecida con ropa demasiado amplia.

    Es curioso, la forma en que adaptamos la ropa, el estilo, a nuestras circunstancias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo los tacones los estoy dejando un poco, los últimos pares que me he comprado son más bien bajos y tengo que reconocer que me encuentro muy muy cómoda con ellos. Pero claro, tengo taaantos pares con taconazo que no puedo dejar de ponérmelos jijijiji
      Pero con mi ritmo de vida actual y sobre todo, con el tema del bus, si que me ha cambiado la forma de vestir. Y ni te cuento a partir de ahora, que mi madre cerró el restaurante por jubilación, y tendré los findes libres!!!
      Un besazo y ánimo con la dieta!!

      Eliminar
  3. Como encuentras esas cosas en Blanco??? Yo casi nunca encuentro nada.

    L.F.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el top estaba muerto de risa en una esquina... era una talla S y pensaba que me iba a quedar muy justa; me la probé y como me sentaba bien... pa casina!
      Aunque, la verdad, esto de la falda y los tops fue casualidad porque yo en Blanco casi nunca encuentro nada que me guste.
      Un besazo guapa y gracias por comentar!

      Eliminar
  4. Pues yo también cambio mucho de forma de vestir. Depende de donde vaya.
    Cuendo iba al Juzgado me ponía muy elegante y muy guapa, era lo que pegaba y casi todo el mundo respetaba ese código, pero ahora que me paso media vida en un bus urbano camimo de Colloto y que tengo que subir una cuesta enorme, por las tardes solo me pongo zapatos planos y en función de ellos, el resto.
    Lo que dices de los tacones tiene que ver con que empiezan a volver los de una altura normal. Los que nos poníamos hasta ahora eran una verdadera locura y al final no te los puedes poner en cuanto tienes que caminar un buen rato.
    Y sigo sienod mucho más fan de lso vestidos que los pantalones, pero con este tiempo el domingo que me puse uno casi me congelo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo que todas estamos en lo mismo, intentando sobrevivir a nuestras circunstancias con un poco de glamour ;)
      En cuanto a los zapatos, la verdad es que estas nuevas alturas son mucho más cómodas y realistas; los taconazos de antes resultan un poco excesivos.
      Yo también soy más fan de los vestidos; pero con este tiempo es imposible...
      Un besazo

      Eliminar
  5. la blusa es preciosa! viste muchisimo :) yo no es que haya cambiado mi forma de vestir, pero... soy profe asiq ue la verdad es que no me arreglo nada para ir al cole, asiq ue luego estoy deseando salir a cenar o tomar una copa para subirme a mis taconazos jejje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es bonita, la verdad. A mi me pasaba lo contrario que a tí, trabajo en una oficina durante la semana y me arreglo bastante para ir a trabajar. En cambio, los fines de semana tenía que ayudar en el restaurante familiar y tocaba poner ropa de trabajo y zuecos o uniforme de camarera :)
      Por suerte, mi madre se jubiló y este verano ya puedo pensar en modelitos para el finde también!!
      Un besazo y gracias por pasarte por mi blog!!

      Eliminar

Todo lo que digas me interesa, deja un comentario!!