En la cocina: Pastel de merluza y langostinos o falso pastel de cabracho

  • 11:28
  • By Elvira -Imelda y sus zapatos-
  • 5 Comments

La receta que os dejo hoy es una versión alternativa (sólo cambian el ingrediente principal) a la del pastel de cabracho, que es uno de los plato típicos en Asturias cuando se va de tapeo o para llevar a cenas, reuniones con amigos, espichas, etc. 

Y exactamente eso fue lo que hice yo este sábado... ya que nos invitaron a una cena informal, con mucha gente, en casa de unos amigos y a la que todos debíamos de llevar algo para comer y bebida. Como no conocía demasiado bien los gustos de los demás invitados (mi primera idea fue llevar sushi, aunque desisití precisamente por eso), me decanté por el socorrido pastel de cabracho.

Sin embargo, pese a haber recorrido todas las pescaderías de la redonda, el viernes me fue imposible conseguir un cabracho (así llamamos al pez con el que se hace el pastel en Asturias, no sé en el resto de España); así que me tuve que conformar con la "versión barata" del pastel, haciéndolo con merluza y unos langostinos.

Digo lo de "versión barata", porque el cabracho es un pez cotizado, al ser de roca, y bastante más caro que la merluza. Además, como la merluza tiene un sabor mucho más suave que el cabracho, a este pastel es necesario añadirle unos langostinos para potenciar un poco más el sabor a pescado.

Sin embargo, si quereis que os quede un pastel de pescado muy suave (quizás así sea mejor para los peques de la casa) sólo teneis que evitar los langostinos. 


Para hacer un falso pastel de cabracho* necesitamos:

- 1 merluza de 1kg abundante (la mía era de 1,300 kg) una vez limpia
- 6-7 langostinos

 * Para hacer un pastel de cabracho auténtico, hay que conseguir un kilo abundante de cabracho (un par de ellos, normalmente) y eliminar los langostinos de la receta; que ya no son necesarios porque el cabracho tiene un sabor muchísimo más fuerte que el de la merluza.
- 6 huevos
- 350 ml de nata 
- 1 lata pequeña de tomate frito Solís
- sal
- pimienta blanca y negra molida
- nuez moscada





 Los pasos para la elaboración del pastel son muy sencillos:

Hay que cocer la merluza durante unos 5-10 minutos. No es necesario que quede perfectamente cocida, porque el pastel se terminará de hacer en el horno; pero tampoco se debe utilizar el pescado crudo.

Una vez cocida hay que dejarla escurrir bien, que no quede nada de agua (porque al cocer en el horno puede aguarnos el pastel si no se ha escurrido bien). Lo más recomendable es cocer la merluza varias horas antes de preparar el pastel, para que quede bien escurrida y para no quemarnos mientras escogemos la carne. Ese es el siguiente paso, escoger bien la carne de la merluza, desmenuzándola, evitando pieles, espinas, etc.

Nos tiene que quedar algo así.

 Después picaremos los langostinos, una vez pelados y habiéndoles quitado el intestino (el hilo negro de basurilla y arena que llevan).



Después, en una pota (olla) añadiremos todos los ingredientes; esto es, la merluza desmenuzada, los langostinos troceados, los seis huevos, la latina de tomate frito (para mí tiene que ser solís sí o sí, no vale otra marca y ese tamaño en particular) y la nata líquida (usando el envase del tomate frito, añado dos veces y media la capacidad de la lata, unos 350 ml). 



Después, con la batidora a velocidad suave, trituraremos todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea pero no totalmente fina, sino que se puedan apreciar pequeños trozos de pescado. La masa no debe quedarnos líquida, tendría que tener la consistencia de masa de bizcocho, más o menos. Algo así...




A esta masa, añadiremos la sal, las pimientas (blanca y negra) y la nuez moscada. Cada uno que añada según su gusto; pero tened en cuenta que, sobre todo en el caso del pastel que lleva merluza, ésta es bastante insípida y si no lo "alegramos" un poco con la sal y las especias, nos va a quedar un pastel muy triste ;)

Luego, repartimos la masa entre los moldes. Cada un@ puede usar el molde que prefiera; pero os diré que el clásico pastel de cabracho se cocina en molde alargado, tipo bizcocho.
A mí me sobró masa y, además, del molde clásico; utilicé el de los coulants para hacer minipasteles individuales.


 Con el horno precalentado a unos 180º, metemos nuestros pasteles durante unos 40 min, vigilándolos de vez en cuando y pinchando la masa para ir viendo el punto de cocción. 

Ya os dije varias veces que el horno que yo tengo en casa es viejo, está loco y cocina como le parece; así que lo mejor es que vayais vigilando la masa del pastel, por lo menos la primera vez que lo hagais, para saber el tiempo exacto que os va a llevar. Mis tiempos y temperaturas no son del todo fiables para hornos más modernos.

Existen recetas que recomiendan hacer el pastel al horno al baño maría; yo los hago colocándolos directamente en la bandeja y nunca he tenido ningún problema, me salen jugosos y bien cuajados. Pero, como siempre, estas cosas son a gusto del cociner@.

El pastel os quedará así...



No puedo mostraros la foto final del pastel presentado, porque con las prisas olvidé hacer las fotos. Pero os lo puedo explicar un poco por encima:

Cubrí una fuente alargada, bastante más grande que el pastel para que no se viese "aprisionado", de lechuga variada, de distintos tonos; coloqué el pastel encima y tres physalis abiertos sobre él a modo de adorno. 

Esta foto no es mía, pero era algo así.
 Y estos son los Physalis... (totalmente recomendables a la hora de adornar un plato y riquísimos).



Espero que os haya gustado la receta (Gema, ya ves que no tardé mucho en colgarla) y ya me contareis que tal os salió, si la hacéis.

Un besazo

You Might Also Like

5 comentarios

  1. yo también preparo pasteles parecidos con atún o con surimi, eso si al microondas o en la varoma de la thermomix, y también quedan riquísimos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un clasicazo en Asturias y el de cabracho auténtico es delicioso.
      Tengo que probar a hacerlos al varoma!
      Un besazo guapa!

      Eliminar
  2. Jamás pensé que se podía preparar el pastel de cabracho, una idea genial como todas ya me la imagino para hacer un finde ahora en agosto con una ensalada y una copa de vino prevacaciones. Me encanta.
    Me uno a tu horno el mío va a ojo y según el día un desastre vamos pero es lo que hay.

    Eres todo detalle en cada ocasión.
    Gracias.
    Un besazo

    Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro! esta receta es perfecta para picoteos y comidas informales, llena mucho y está riquísimo. ¡Me alegra mucho que te haya gustado la recetina! y gracias a tí por pasarte por el blog!
      Un besazo guapa!

      Eliminar
  3. Elvira, yo ese pastel lo hago sin langostinos, pero con cebolla pochada y para evitar que me quede demasiado líquido le añado una rebanada de pan de molde, la cebolla le pongo un bote de los de mercadona que es el tamaño justo y de nata solo un brick pequeño con tres huevos en lugar de los seis tuyos y con mayonesa está muy rico.
    Tengo que probar tu versión.
    Besos

    ResponderEliminar

Todo lo que digas me interesa, deja un comentario!!