[Cooking] Hoy cocinamos tarta de queso

  • 12:00
  • By Elvira -Imelda y sus zapatos-
  • 2 Comments

Desde que publiqué la foto en Instagram (@Imeldazapatos) de la tarta que preparé para llevar al trabajo y celebrar mi cumpliaños con mis compañeros, he recibido muchos (me alucina que os haya gustado tanto) mails pidiéndome la receta.

Por supuesto, no tengo ningún tipo de inconveniente en facilitarosla; sin embargo, tengo que haceros una puntualización y es que el ingrediente principal de mi tarta, el queso, es un queso muy específico, hecho en mi zona y que es bastante difícil de encontrar en Asturias y mucho más fuera de la región.
Por supuesto, podreis sustituir la cantidad de queso necesaria para hacer la tarta por otro tipo de queso fresco que exista en vuestra zona. Ahora bien, igual, igual no va a quedar... y os lo digo con conocimiento de causa porque, cuando vivía en Mallorca, intenté hacer la tarta con todos los quesos frescos que se pusieron a mi alcance y, aunque también estaban ricas, la textura y el sabor no era la misma.



Y así, una vez hecha la advertencia, vamos con la receta...

Ingredientes (para un molde de 20cm)

Para la base: 
1 paquete de galletas tipo digestive
Unos 100gr de mantequilla
Vino dulce Sansón

Para el relleno:
1 queso fresco de La Peñona (es el queso Afuega'l pitu sin curar) que pesará unos 300-350gr
4 huevos grandes o 5 medianos
1 lata pequeña de leche condensada, si puede ser La Lechera, mejor. 

Para la cobertura:
Mermelada de frambuesas
Fresas
Gelatina especial cobertura


Preparación:

Para evitar manchar mucho, en una bolsa de plástico de congelación metemos las galletas digestive y les pasamos el rodillo hasta que las hayamos deshecho por completo. Procurad que no os queden trozos grandes. A mí me gusta que queden totalmente trituradas. 

La cantidad de mantequilla que os puse en el apartado de ingredientes es orientativa, yo siempre lo hago a ojo, porque lo que hay que hacer es derretir la mantequilla y mezclarla con las galletas trituradas hasta que consigamos una masa compacta. Por eso os digo que lo mejor es ir haciendolo a ojo y ver lo que nos va pidiendo la propia masa o correremos el riesgo de que no quede lo suficientemente ligada o, por el contrario, demasiado grasienta.

Hay que tener en cuenta que a esta base de galleta se le añade un chorro generoso del vino dulce marca Sansón (lo siento, pero no vale otro... al menos, para mí) y que eso también contribuye a mojar y ligar la masa de la base. 


Una vez hecha la masa, vamos cubriendo la base del molde con ella. Es importante hacer presión sobre la masa al ir esparciéndola por el molde y que la base del molde quede cubierta por completo por una capa de, como mínimo, 3 cm de grosor.



Para preparar la crema de queso, sólo hay que mezclar en un recipiente alto el queso, los huevos y la leche condensada y batir todo ello muy bien con la batidora hasta conseguir una masa fina y homogénea. 

Una vez conseguida esa masa fina, la vertemos en el molde sobre la base de galleta, alisamos la superficie y al horno.





El horno debe estar precalentado y la tarta debereis hornearla unos 40-45 minutos a 180º.
Como os digo siempre que publico una receta con horno, estos son los tiempos y temperatura que necesita mi horno para hacer la tarta; pero que pueden variar en vuestro caso, porque el mío es antiguo (muy antiguo). Así que es mejor que vayais controlándola, pinchándola de vez en cuando para ver si ya está cuajada en el centro.

Una vez cocida, hay que sacarla del horno y dejarla enfriar en una rejilla.

Para la aplicación de la cobertura, yo utilizo casi siempre mermelada de frambuesa (porque es mi sabor favorito, no por nada en especial); pero podeis sustituirla por la mermelada que más os guste. Y la aplicación es muy sencilla, caliento la mermelada en el microondas con una gota de agua para que se deshaga y sea más fácil de esparcir. Con una cuchara, voy "regando" toda la tarta y cubriéndola de mermelada. La mermelada vuelve a solidificarse rapidísimo al enfriar, así que es un proceso muy rápido y fácil. 

Como adorno extra, me gusta laminar fresas y cubrir con ellas la tarta; pero, nuevamente, esta es una opción muy persona. 
Si utilizo fresas, las cubro con un baño especial para cobertura de tartas, tipo gelatina, que compré en Lidl y que les da un aspecto brillante y muy bonito, además no tiene sabor; por lo que no enmascara ni el aroma ni el sabor de las fresas.




https://sites.google.com/site/imeldaysuszapatos/tarta-de-queso


Un besazo y espero que os guste mi tarta


You Might Also Like

2 comentarios

  1. Que buena pinta tiene la tarta!!!! y muy buena idea lo de la gelatina del lidl, yo la tengo en casa pero no se me había ocurrido para la tarta de queso con fresas!!! me la apunto para la próxima

    ResponderEliminar
  2. Que riquísima y que pinta. Adoro las tartas de queso.
    Besitos
    Piluka

    ResponderEliminar

Todo lo que digas me interesa, deja un comentario!!